NUEVA CARTOGRAFÍA DE AMÉRICA


Criptofascitas, protofascistas; indosatánicos, masones, agnósticos y cabalísticas; nacional socialistas, comunistas: La Nueva Cartografía de América es un recorrido por la historia oculta y siniestra de nuestro país. Su recorrido abarca a arquitectos modernistas; ingenieros retrofuturistas; urbanistas apocalípticos; artistas pop suicidas y dirigentes del fútbol ligados al Régimen Militar. Obras que se alimentan de la locura y la irracionalidad; del juego y la ontogenia del poder.

Esta colección cartográfica es sobre el Chile arquitectónico del siglo XX, un Chile que se debatía entre la pobreza social, la política y las vanguardias artísticas. Un Chile vulnerado por los 22 golpes de estados ocurridos en el siglo; por la matanza de la Pampa Irigoin y el Seguro Obrero; por la algarabía de una revolución que nunca llegaría.

En este recorrido, el espectador tendrá la posibilidad de conocer la historia oculta; sus personajes, sus proyectos y, porque no decirlo, la historia velada que hay detrás de las paredes de Santiago.





1947 Am Valhalla (LEÓN IRIARTE MACKENNA)



1947 Am Valhalla
LEÓN IRIARTE MACKENNA

Las puertas y las ventanas del Am Valhalla están siempre abiertas para los no vivos y los no sagrados, dan en dirección al sol. En su espalda, dan dirección a la luna. El hormigón blanco refuerza la idea de la interconexión astral. Alberga alrededor de tres mil personas, siendo con ello  la iglesia más grande del mundo (…) Las astas del sacrificio permiten a las personas mover la iglesia generando con ellos un concéntrico sagrado (…) La luna puede estar de frente y el sol detrás. Tiene el diámetro de 12000 metros cuadrados. El 13 es número sagrado (...) Las fechas de la construcción no deben sobrepasar el 07 de julio del año 1977. (León Iriarte)









LEÓN IRIARTE MACKENNA (1889-1956)

Arquitecto, mago, protomasón, quiromántico y aristócrata chileno, co-fundador de El Sagrado Círculo de la Luz y miembro, en los años 30´, de las  "Tropas Nacistas de Asalto", junto a Jorge González Von Marées.

Hijo de unos terratenientes franceses y vascos, su familia se dedicaría a la agricultura. Tercer hijo de una familia numerosa, entre ellos estaría el Arzobispo emérito de San Bernardo Monseñor José María Iriarte y del diputado nacionalista Juan Gabriel Iriarte, muerto a temprano edad. Estudió Arquitectura en la Universidad de Chile donde se destacaría entre sus pares, obras suyas: el Puente de Los Sueños en Los Andes, La Casa Negra en las orillas del Lago Kalafquén y su obra mayor La Casa Roja en calle Irán 3037, la que después del Golpe de Estado en Chile fuera conocida como el Centro de tortura “La Venda Sexy”.

De espíritu inquieto, de templanza firme, viaja a estudiar arquitectura en Francia a principios del Siglo XX. Si bien es cierto, recibió una fuerte influencia del Neoplasticismo, en especial de la obra de Mies van der Rohe, fue el influjo del joven Oscar Niemeyer quien lo marcaría profundamente. La formas, la concepción de una nueva arquitectura para Latinoamérica haría de Iriarte Mackenna uno de los arquitectos más extraño y extremos de este país. Su experimentación con el hormigón mezclado con asbesto fue pionero en el Santiago de los 30´, estableciendo con ello un material de construcción económico, pero mortal.  Su trabajo también se vería influido por Jung y los estudios de la mente humana. En esa misma época toma contacto con Miguel Serrano y con el líder del Nacionalsocialismo chileno Jorge González Von Marées. Miembro fundador de las “Tropas de Asalto”, sin embargo, nadie pensó que ese hecho marcaría la muerte de muchos jóvenes utópicos aquella fría mañana del 05 de septiembre de 1938. Ese día morirían asesinados 59 de sus jóvenes amigos. Iriarte Mackenna se autoexilia en los campos de Los Andes. Ahí se dedica a la lectura de la Biblia, de las teorías del psicoanálisis, a la narrativa de Serrano y pronto derivaría en las lecturas de Alister Crowley, el sumo sacerdote negro, iniciando así una etapa marcada por la cábala y el ocultismo; por ritos pseudomasónicos, por el satanismo campestre y los secretos de la Recta Provincia chilota. Sus maquetas y dibujos arquitectónicos, mezcla la imaginería sacra y “las formas” de Niemeyer. Estableció un cordón entre los volcanes chilenos a los que llamó “El anillo del infierno” en alusión a las múltiples terremotos y temblores que azotan a Chile. Según él, dicho cordón,  está situado en un lugar espacio temporal que permite a los humanos adentrarse a las profundidades del “no mundo”, el lugar de los “no dioses” de los “no humanos” este el lugar el “ ”.

De esa época destaca: El edificio Am Leviatán (1943), la Casa Negra (1946), y su obra de mayor connotación el “Am Valhalla”,  una fusión entre una palabra mapuche y una de origen nórdico, que hace alusión al “lugar donde se van los muertos”. Su forma recuerda a una corona de Dios Rey Todopoderoso, incrustado de diamantes y bañado en oro; sin embargo, el objetivo final del Am Valhalla es la salvación, es el espíritu contra la dominación de la vida terrenal, del hombre frente a las puertas del infierno, de la soledad misma de quien sabe que la “muerte hay que mirarla cara a cara”.

A partir del año 50´se retira de la arquitectura debido al poco éxito de sus trabajos, sin embargo, aparece vinculado a indosatánicos, libertarios, protomasonicos y los brujos de la Recta Provincia de Chonchi, Chiloé.


El 12 de septiembre de 1956, a los 67 años dejaría de existir. Fue sepultado en secreto bajo los ritos de las 7 muertes de Alister Crowley y su cuerpo fue enterrado en un lugar sin definir dentro de los Anillos del Infierno.

Human System 1972 (HS72) SOLEDAD DÍAZ



Human System 1972 (HS72)
SOLEDAD DÍAZ
Estadio para neohombres. Franz Beckenbauer sideral versus Bobby Charlton mutante.

El fútbol se juega siguiendo una serie de reglas, cuyo nombre oficial es reglas de juego. Este deporte se practica con una pelota esférica (de cuero u otro material con una circunferencia no mayor a 70 cm y no inferior a 68 cm, y un peso no superior a 450 g y no inferior a 410 g al comienzo del partido), donde dos equipos de once jugadores cada uno (diez jugadores "de campo" y un arquero) compiten por encajar la misma en la portería rival, marcando así un gol. El equipo que más goles haya marcado al final del partido es el ganador; si ambos equipos no marcan, o marcan la misma cantidad de goles, entonces se declara un empate. En el HS 72` puede haber excepciones a esta regla.






video



Instructivo de juego.

  1. Once jugadores por lado.
  2. Cantidad de público par, las mismas por lado. Se recomienda cien personas por lado, con dos turnos de 15 y 15 minutos, por tanto, se requieren 300 personas por tiempo. 
  3. Un árbitro, dos jueces de línea. Un observador imparcial.
  4. No existe el fuera de juego ni se permite el uso de las manos. Usar arnés en lugares de declinación.
  5. Cada grupo será representado tanto por los jugadores como por el público que asista al encuentro y apoye cada causa. Todos, absolutamente todos influirán en el resultado del partido.
  6. Una vez ubicados en sus asientos el público solo podrá moverse en las posiciones reglamentadas para balancear el estadio.
  7. Los vencedores tendrán la razón sobre la disputa en cuestión.
Uso
- Para cuando dos países, ciudades, poblados o grupos de poder se encuentren en discrepancia, tales como:
- Conflictos territoriales entre países
- Decisiones políticas  o religiosas no consensuadas
- Discordancia de usos de recursos naturales, territoriales y económicos

Premio:
Una copa de dominio mental activada en las glándulas femeninas.






LOS FUTBOLISTAS:




SOLEDAD DÍAZ (1950-1981)

Modelo pin-up en los sesenta, dibujante de comics y artista visual perteneciente a la generación del protoracionalismo chileno. Díaz es una trashumante, quien la muerte la sorprende siendo muy joven. 

A los 12 años ya había destacado como modelo de ropa infantil de una tienda santiaguina, sus fotos aparecieron en la revista Life y Ecran. A los 10 años, se traslada junto a sus padres a Nueva York, desde donde regresan dos años después. De temperamento rebelde, pero silencioso, Soledad Díaz ingresaría a estudiar arte en la Universidad de Chile. Sus comics tienen poca aceptación dentro del público, pues lo consideran infantil, de trazo inestable e historias sin compromiso social. En esa misma época comienza a experimentar con drogas, siendo la “chicota” la más común (aspirinas mezcladas con alcohol). Abandona la carrera e ingresa a estudiar arquitectura en la misma universidad, desde donde no se recibiría.

En el Chile de principio de los 70´, Soledad Díaz se encuentra sin carrera, sin amigos, en un país que le parecía cada vez más extraño y caótico. Nuestro país se debatía entre la Unidad Popular y Patria y Libertad; entre los movimientos sociales de izquierda y las vanguardias arquitectónicas y artísticas. En esos años comienza a experimentar con una serie de dibujos y proyectos llamados “Mundos Palm”; usando la teoría del Modelo de Sistemas Viables, modelo que buscaba entregarle las herramientas de la ciencia al pueblo, pero que Díaz asumía desde el un racionalismo neolecorbusiano o protoracionalismo latinoamericano: iglesias donde los pecadores son arrojados dentro de una ruleta rusa, canchas de futbol de piso elástico, donde los jugadores rebotan y deben sostener con arnés, piscinas eróticas; drogas que se trasmiten a través del sonido. Pronto entra en contacto con grupos literarios chilenos principalmente con el grupo Trilce dirigido por Omar Lara, quien ven en ella a una nueva Teresa Wilms Montt, dulce e inteligente, cargada como un arma mortal.

Expone en galerías locales y patios traseros de universidades; en bares y centros deportivos. A los 20 años comienza su serie de estadios para la rotación humana. Entre sus arquitecturas se encuentra el SISTEMA DE JUEGOS PARA NEOHOMBRES, más conocido como el HS72 (Human System 1972), inspirado en las teorías de Ludwing Von  Bertalanffy. Sus dibujos y maquetas sistémicas proponen un juego sinuoso entre las nuevas teorías cibernéticas y los placeres de la carne. Canchas de fútbol donde los partidos se juegan como premio, las glándulas femeninas; gimnasios dionisiacos para humanos invertebrados; pistas de atletismo para carreras cuánticas. Pero, sin duda, es  The Human New, estadio de rotación humana su obra más destacada. Stafford Beer, ideólogo del proyecto Cybersyn (Sinergia Cibernética) diría al diario El Clarín en su edición del 28 de agosto 1972 que “(…) las obras de Soledad Díaz carecen de realidad, carecen de sentido(…) carecen de ontogenia; sin embargo, señalan la idea de un futuro neofascista, real y perturbador”. Soledad Díaz se basada en la premisa (premonitoria hoy en día) que el fútbol sería el deporte de dominación universal, el nuevo coliseo romano, la pantalla de cine de los tiempos modernos, el lugar donde el Eros y Thanatos se juegan la vida; donde sólo los verdaderos gladiadores sobrevivirían. Un estadio para un Franz Beckenbauer sideral, para un Bobby Charlton mutante. El estadio The Human News fue su obra más representativa la que, usando maquetas de diversos materiales, la repitió incesantemente hasta completar 12.345 réplicas de la misma propuesta.

Los artistas y críticos de la Unidad Popular no recibieron bien el arte protoracionalista y pop que proponía; hizo recordar las arquitecturas Cripto-fascistas de Monroe, pero carente de  “posibilidad”. Una vez llegado el Golpe Militar en Chile, Soledad Díaz pasa a formar parte de las Juventudes Nacionalistas. De su obra, poco y nada se sabe durante los últimos años de los 70´.

A finales de 1981, Soledad Díaz amanece muerta poco antes de cumplir los 31 años de edad, cuando el mundo se aprontaba a una nueva copa del mundo en España, cuando el futbol recién entraba en la órbita pop, quizás Díaz lo sabía, pero sus ojos se negaron a verlo.